Buscar
Filtros
Cerrar
Miguel Angel Marti Garcia
Disponibilidad: En stock
$U 390
banner

Autor: Miguel Angel Marti Garcia
Páginas: 120
Dimensiones: 18x11 cm
ISBN: 9788484692294

La tolerancia

La inteligencia no es otra cosa que una suministradora de razones para discriminar. Si las preferencias no son discutibles, las diferencias terminan siendo insignificantes; si la razón y el sentido común dejan de ser facultades de discriminación, la idea misma de elección personal resulta banal e incoherente. Por eso mismo me parece que ha de combatirse tanto como la intolerancia ese pluralismo plano e inofensivo de las opiniones, los gustos y os estilos de vida que equivale a su momificación, haciendo indiscernible lo razonable de lo irrisorio. Conviene utilizar el término discriminación en serio y no asustarse ante su dureza. Porque hay opiniones que son improductivas, modos de vida que destruyen las condiciones de posibilidad del pluralismo democrático y la tolerancia. La calidad moral de una persona se manifiesta en el hecho de que hay determinadas cosas que no acierta a comprender, que no le merecen el menor respeto: la tortura, la crueldad, el cinismo... Tolerancia no significa que todas las opiniones sean igualmente respetables, o sea, que no las haya mejores o peores, magnificas y peregrinas; lo que merece respeto es el que las sostiene, porque las personas son mejores que sus opiniones

Autor: Miguel Angel Marti Garcia
Páginas: 120
Dimensiones: 18x11 cm
ISBN: 9788484692294

La tolerancia

La inteligencia no es otra cosa que una suministradora de razones para discriminar. Si las preferencias no son discutibles, las diferencias terminan siendo insignificantes; si la razón y el sentido común dejan de ser facultades de discriminación, la idea misma de elección personal resulta banal e incoherente. Por eso mismo me parece que ha de combatirse tanto como la intolerancia ese pluralismo plano e inofensivo de las opiniones, los gustos y os estilos de vida que equivale a su momificación, haciendo indiscernible lo razonable de lo irrisorio. Conviene utilizar el término discriminación en serio y no asustarse ante su dureza. Porque hay opiniones que son improductivas, modos de vida que destruyen las condiciones de posibilidad del pluralismo democrático y la tolerancia. La calidad moral de una persona se manifiesta en el hecho de que hay determinadas cosas que no acierta a comprender, que no le merecen el menor respeto: la tortura, la crueldad, el cinismo... Tolerancia no significa que todas las opiniones sean igualmente respetables, o sea, que no las haya mejores o peores, magnificas y peregrinas; lo que merece respeto es el que las sostiene, porque las personas son mejores que sus opiniones

Escribe tu propia reseña
  • Sólo los usuarios registrados pueden escribir reseñas
  • Malo
  • Excelente
Newsletter