Buscar
Filtros
Cerrar
M. Olga María del Redentor
Disponibilidad: Agotado
$U 950
banner
Mira, aparto de ti la culpa y te visto de fiesta". ¿ Qué me está diciendo Jesús a mí en cada cuaresma? " Aparto de ti toda tu vejez, todo lo anterior, todo lo antiguo, todo lo que pueda ser culpa, todo lo que te ha hecho alejarte de MÍ, y ahora te visto de fiesta". ¿Por qué? Porque hay que romper todas esas estructuras, no interesa el Templo, no hay que reconstruir ese Templo. No estamos en eso, sino en una reconstrucción interior de un corazón nuevo. Entonces, cuando el señor llegue a mí como en una Anunciación y me diga: "Mira, aparto de ti toda culpa", entonces será verdaderamente Pascua en mi vida. Tengo que hacer mía la Pascua de Cristo.

En la Cuaresma tenemos que estar atentos y abiertos a la acción de Dios porque Él está deseando acercarse, como en una Anunciación, para cantarme eso: "alégrate, mira, aparto de ti la culpa". Habremos realizado entonces el santo paso -que es la Pascua- y podremos hacer realmente nuestras palabras de la Liturgia Pascual judía y cristiana, que nos dice Melitón de Sardes: "Éste es el que nos sacó de la servidumbre a la libertad, de la tristeza a la alegría, del luto a la fiesta, de las tinieblas a la luz, de la esclavitud a la redención. Por eso, gozosos pronunciamos ante Él: ¡¡¡Aleluya!!!"

 
Mira, aparto de ti la culpa y te visto de fiesta". ¿ Qué me está diciendo Jesús a mí en cada cuaresma? " Aparto de ti toda tu vejez, todo lo anterior, todo lo antiguo, todo lo que pueda ser culpa, todo lo que te ha hecho alejarte de MÍ, y ahora te visto de fiesta". ¿Por qué? Porque hay que romper todas esas estructuras, no interesa el Templo, no hay que reconstruir ese Templo. No estamos en eso, sino en una reconstrucción interior de un corazón nuevo. Entonces, cuando el señor llegue a mí como en una Anunciación y me diga: "Mira, aparto de ti toda culpa", entonces será verdaderamente Pascua en mi vida. Tengo que hacer mía la Pascua de Cristo.

En la Cuaresma tenemos que estar atentos y abiertos a la acción de Dios porque Él está deseando acercarse, como en una Anunciación, para cantarme eso: "alégrate, mira, aparto de ti la culpa". Habremos realizado entonces el santo paso -que es la Pascua- y podremos hacer realmente nuestras palabras de la Liturgia Pascual judía y cristiana, que nos dice Melitón de Sardes: "Éste es el que nos sacó de la servidumbre a la libertad, de la tristeza a la alegría, del luto a la fiesta, de las tinieblas a la luz, de la esclavitud a la redención. Por eso, gozosos pronunciamos ante Él: ¡¡¡Aleluya!!!"

 
Especificaciones de productos
Espiritualidad Autoayuda y Espiritualidad
Escribe tu propia reseña
  • Sólo los usuarios registrados pueden escribir reseñas
  • Malo
  • Excelente
Especificaciones de productos
Espiritualidad Autoayuda y Espiritualidad
Newsletter